La batalla de las mujeres

Batalla de las mujeres.png
Nohemí Corral Almada

   El 8 de marzo de cada año no es una festividad; es un día para recordar los retos que ha implicado el ser mujer a lo largo del tiempo. Una fecha que nos permite valorar la lucha de las mujeres por la conquista de sus derechos: obtener mejores sueldos, menos horas de trabajo, el derecho al voto, entre otros. 

    No ha sido un camino fácil. Muchas mujeres han muerto en este intento. No se trata de dar flores o enviar felicitaciones, sino de reflexionar sobre el rol de la mujer en la sociedad, porque el 8 de marzo marca el inicio de una batalla que continúa hasta nuestros días por la igualdad y el respeto entre los géneros.

    Esta fecha nos sirve para hacer conciencia sobre la importancia del empoderamiento de la mujer en todos sus ámbitos, la necesidad de promover y proteger sus derechos y garantizar su pleno desarrollo y potencial.

    La lucha diaria por obtener mejores condiciones de vida ha permitido que las mujeres sean resilientes y hayan conquistado espacios públicos y privados, en el ámbito educativo, empresarial, social y gubernamental. 

    Históricamente se ha relacionado a la mujer como madre de familia; cuando en realidad puede ser también profesionista, deportista, empresaria, policía, entre otras cosas más. 

    Ser mujer va más allá de la biología. Ser mujer es llenarnos de sueños, convertir los miedos en metas, coraje, valentía y confiar en nuestras aspiraciones.   

    Si eres estudiante, enfermera, mecánica, astronauta, maestra, arquitecta, abogada, escritora, lo que sea, siéntete orgullosa de lo que has logrado y honra la lucha de las mujeres que han permitido que hayas podido llegar al lugar donde hoy te encuentras. Sigue abriendo caminos para que otras mujeres puedan continuar desarrollando su potencial.

Nohemí escribe narrativa y recientemente fue parte de la publicación de una antología de cuentos. Es estudiante de la licenciatura en Psicología de la UACJ.